Páginas vistas en total

23 de diciembre de 2011

EL AMANECER DE LOS MUERTOS

2004
Este película ya muestra de por sí el empeño y ganas de un director que rechazó el proyecto de "S.W.A.T" ante el temor que la MPAA la calificara "R". Y se excusó para trabajar en revisar una secuela, "Zombie" de George A. Romero. Pero más pesimista y no ausente de diálogos desternillantes heredados del cine de acción.

Su comienzo es prometedor y la historia, aunque va decayendo en un simple relato de supervivencia ante tanta invasión de muertos contagiados de vida, pone a prueba la paciencia de ciertos sectores estadounidenses ante el alarmismo creado después de los atentados del 11 de septiembre. A excepción del agente de policia (Ving Rhames), el resto de los supervivientes son herederos directos de ese clima de inseguridad; la enfermera Ana (Sarah Polley), el fracasado y chupatintas Michael (Jake Weber), el vividor Steve (Ty Burrell) o la pareja formada por Andre (Mekhi Phifer) y su prometida embarazada Luda (Inna Korobkina). De la noche a la mañana se convierten en seres despiadados dispuestos a vaciar munición con tal de protegerse (para hacernos a la idea de lo que son capazes de hacer la mayoría de americanos con un arma). Tampoco les faltan otras provisiones en su universo Carrefour; comen, duermen, se beben los tanques de refrescos, o juegan en la azotea con el kit de golf de la sección de deportes mientras el "Don´t Worry Be Happy" de Bobby McFerrin en versión jazz de cóctel suena a través del hilo musical.

Snyder ha reversionado épicamente lo que ya era un filme épico dentro del terror. Pero en el "Zombie" de George A. Romero los muertos no corrían como aquí bien sucede y los protagonistas son partícipes cada minuto, lo que le está pasando en el mundo. En el film de 1978 George A. Romero ya nos lo ponía en bandeja de principio a fin.

UN PROFETA

UN PROFETA
TRAILER
Es increíble ver cómo Jacques Audiard ha retratado tan bien todo lo que existe en una prisión como es en este caso, de Francia, en la que nuestro protagonista conoce a todo tipo de individuos como capos de la mafia, traficantes de droga y musulmanes, entre otros. El Djebena deberá sobrevivir en un sitio desconocido gobernado por “Los Corsos”.

La manera con la que se nos van describiendo los hechos es perfecta. El espectador nota, al igual que El Djebena que el tiempo se ralentiza dentro de la prisión. Vemos sus temores y sus preocupaciones. Sabemos cuando las cosas van bien y cuando van mal pero no sabemos cómo acabarán, y esto es lo bueno que tiene Un Profeta, que te mantiene en vilo todo el rato.

Queda más que demostrado que para hacer una buena película no hace falta abusar de talonario para contratar a mega estrellas existiendo actores por explotar y exprimir como Tahar Rahim, que da vida al protagonista de la historia, un chaval musulmán analfabeto y sin futuro del cual no se espera gran cosa. Reda Kateb realizará el papel de Jordi “El Gitano”, uno de los principales contactos que El Djebena conocerá en la prisión y con el que mantendrá algún que otro negocio. El jefe y el que mueve todo el cotarro en la prisión es César Luciani, una de las máximas autoridades de “Los Corsos” y que pese a ser un preso gozará de todos los privilegios que quiere. Por último, en cuanto al reparto destacar la solida actuación de Adel Bencherif encarnando a Ryad, amigo íntimo de El Djebena, con el que mantendrá un importante vínculo.


Un drama conmovedor y sólido de los que hace años que no se ven, donde la soledad predomina en no pocas ocasiones. Sobrevivir es la pieza clave de esta película, donde predomina el dicho de “o matas o te matan”. Ver cómo el protagonista tendrá que labrarse un futuro dentro de la prisión es parte fundamental de la película, en la que la historia irá acompañada de una envolvente e inquietante atmósfera que se respira tanto dentro como fuera de las paredes del presidio, llegando a ser sentida por el espectador.