Páginas vistas en total

17 de enero de 2012

THIRST

2009
Park Chan-wook una vez más da muestra de su talento, Thirst es un filme “raro” pero bastante interesante, que navega en varios géneros y donde cada estilo complementa al otro, ofreciendo un producto original y sin imitaciones. Disecciona el vampirismo relacionándolo con temas de índole científico provocada por el mismo hombre y el rompimiento del credo religioso por la tentación de la sangre, siempre narrada con un cierto tono lírico y rodeada de momentos de comicidad, horror y seriedad, pero con originalidad, constante extravagancia y falta de mesura en cada escena, que encaja a la perfección con el poderío estético al servició del filme y un lucido trabajo de fotografía que empapa la pantalla de elegancia.
Su actor fetiche Song Kang-ho como siempre, entregado por completo a la gracia de su director y proyectando su flexibilidad camaleónica para cualquier personaje.
Un filme que sobresale por su peculiar y original puesta en escena su música y su montaje muy en la linea de este director ,que siempre o casi siempre nos sorprende con cada plano.