Páginas vistas en total

14 de diciembre de 2011

AL DENTE.

Al Dente nació originalmente como un proyecto escolar, creado bajo la técnica de animación 3D.

La historia toma lugar en un universo lleno de música y color; nos cuenta las aventuras de una pequeña niña sin hogar, que descubre la magia y los peligros que existen en la cocina de un ogro.

El film fue co-dirigido y producido por el trío formado por Jean-François Barthelemy, Maël François y Carlos Felipe Leon Ortiz; (ahora) graduados de SUPINFOCOM.

La música es de Mathieu Alvado, compositor de carrera que ha participado en más de 10 producciones fílmicas.

La cinta ha acumulado varios premios en diferentes festivales, incluyendo el mejor cortometraje animado del festival español MUNDOS DIGITALES.

NOCHE DE MIEDO

Es una pena que en los últimos años sólo nos lleguen de la meca del cine remake ochenteros que ya no tienen ni pizca de gracia, y que tampoco existe la necesidad ni la motivación necesaria para realizarlos. Como muy bien dijo el orondo genio de Orson Welles: "El enemigo del arte es la ausencia de limitaciones". Y en esta película parece ser que el realizador de la mediocre "Mr. Woodcock"(2007) y la sobrevalorada "Lars y una chica de verdad"(2007), no tiene ningún límite con la tonteríay el mal gusto. Es sorprendente ver a un actorazo tan joven y prometedor como Anton Yelchin compaginar trabajos paupérrimos como el de "Fright Night" con el último pelotazo en Sundance, el drama "Like Crazy"(2011) de Drake Doremus, donde su registro es totalmente distinto. También nos damos cuenta de las carencias interpretativas de Colin Farrell cuando está mal dirigido, está claro que Craig Gillespie no es Joel Schumacher ("Tigerland"2000, "Última llamada"2003), ni Neil Jordan ("Ondine"2010), ni Martin McDonagh (director de "In Bruges", 2009, por la que Colin se llevó su único premio interpretativo, y gran dramaturgo donde los haya). La estrella irlandesa deambula por el largometraje (gracias a dios de corta duración, aunque para mi fue como ver una de Andrei Tarkovsky) sin enterarse bien de lo que está haciendo y en ningún momento es creíble su personaje. Lo único destacable de la película es el cameo de Chris Sarandon, el personaje loco de David Tennant