Páginas vistas en total

22 de julio de 2012

FRANKENWEENIE.

La historia de Frankenweenie nos lleva hasta los comienzos de Burton. Con tan solo trece años, un pequeño pajillero más rarito que un batido de macarrones, sorprendió con el cortometraje The Island of Dr. Argor (1971). Luego vinieron los más relevantes Doctor of Doom (1979) o Vincent (1982), trabajos que le fueron definiendo como el autor que llegaría a ser años más tarde. Pero quizá Frankenweenie (1984) sea el que le proporcionó el empujón definitivo. Rodado en blanco y negro, con 25 minutos de duración, parodiaba el Frankenstein de Mary Shelley. Tras la inesperada muerte de su adorado perro Sparky, el pequeño Víctor se vale del poder de la ciencia para traer a su mejor amigo de regreso a la vida… con unos pocos ajustes menores. Víctor intenta ocultar su creación, pero cuando Sparky logra salir, los compañeros de escuela de Víctor, sus maestros y el pueblo entero aprenderán que crear una nueva vida puede convertirse en algo monstruoso. Recordemos que, en su momento, el cortometraje causó una pelea de interés entre Burton y Disney. La famosa compañía le dio dinero al director para llevar a cabo del proyecto, con la intención de que éste les preparase un entrañable cuento infantil. Cuando vieron el resultado le acusaron de desperdiciar el presupuesto en un producto demasiado terrorífico para los niños (los niños de la época, se entiende, no los de ahora que fuman porros mientras ven telebasura). Sin embargo, el tiempo y el éxito le dieron la razón a Burton, pues en 1994 consiguió una edición en video, y más tarde se convirtió de uno de los extras estrella de… Pesadilla antes de navidad. La transformación en largometraje, íntegramente animado en 3D aunque manteniendo el blanco y negro, llegará a los Estados Unidos el 5 de Octubre.