Páginas vistas en total

23 de mayo de 2012

THE TOWN CIUDAD DE LADRONES.

Retrocedamos hasta el 22 de Octubre de 2004, cuando llegó a los cines 'Sobreviviendo a la Navidad', la última película que hasta hace nada había estrenado Ben Affleck como estrella, un fracaso estrepitoso que para muchos parecían los últimos estertores de una carrera que se vislumbraba corta e intensa... y el primero que se dio cuenta de ello parece ser que fue el propio Affleck, quién con esta 'Ciudad de ladrones' confirma lo que se intuía en 'Adiós pequeña adiós': Hollywood perdió una de tantas estrellas de usar y tirar para ganar a un cineasta que, además, puede valer como actor cuando se le necesite. Todos salimos ganando con el cambio, especialmente un Ben Affleck que con tan sólo 2 películas no sólo ha conseguido que le podamos llamar director sin que nos tiemble la voz, sino que además se ha ganado más crédito como tal que juntando toda su filmografía como actor. ‘Ciudad de ladrones’ es una de esas películas que uno sabe perfectamente como se va a desarrollar e, incluso, concluir tras echarle un simple vistazo a sus primeros 20 minutos de metraje. No obstante, en saber como lidiar con este material marcado es donde destaca el buen hacer de Affleck como director, logrando que una historia en cierta manera predecible consiga no ya sólo interesar al espectador, sino atraparle y sumergirle en una trama que si bien no es particularmente innovadora en ningún detalle, no deja de resultarnos tan interesante como para no apartar la vista de la pantalla ni un instante. Y es que casi más importante que una historia es saber contarla, y Affleck se muestra en tal tarea con solvencia y convicción, aportando además un gusto por una narrativa de cierto regusto clásico que le emparenta con, y aquí puede sonar a que me la estoy jugando un poco... ¿Clint Eastwood? No sin motivo, muchos serán los que señalen algunas similitudes con el 'Heat' de Michael Mann, comparación que podemos aceptar en cierta medida por encima, pero careciendo de justificación a medida que vamos sacándole punta a esta analogía excesivamente superficial. 'Ciudad de ladrones' tiene más que ver con thrillers policiacos de corte suburbial. Puestos a comparar de forma gratuita y por dar credibilidad a lo dicho unas líneas más arriba, también podemos encontrar algo del 'Mystic River' de Eastwood. Pero al margen ya de equiparaciones vagas e inexactas, 'Ciudad de ladrones' es un relato de personajes, por más que estos sean fieles de un simple prototipo al que hemos conocido en otras ocasiones. El guión permite que conozcamos a los personajes, se molesta en darles un fondo, se toma su tiempo para que el argumento no caiga en un simple correcalles narrativo, dotando de fundamento lo que transcurre entre unas escenas de acción filmadas con el brío, energía, dinamismo y crudeza, aquí si, del que hacía gala Mann en la citada 'Heat'. Y es que al igual que Mann, Affleck fundamenta narrativamente sus escenas de acción en la historia, y no la historia en sus escenas de acción.