Páginas vistas en total

29 de mayo de 2012

SUSPIRIA

Estéticamente la película es fascinante, hipnótica. La atmósfera, los escenarios y decorados, los encuadres y los juegos de colores y luces de las vidrieras, la excelente y terrorífica banda sonora del grupo de rock progresivo "The Goblin"... (una especie de canción infantil siniestra que contribuye muchísimo a crear ese ambiente "malsano" que rodea a la academia de baile en la que se desarrolla la película, y que se va desvelando poco a poco),... Esos escenarios, unidos a los personajes grotescos (el pianista ciego, las profesoras, los criados, etc), las escenas sangrientas y los sonidos, nos sitúan en una pesadilla. Una pesadilla muy bien descrita, y mi sensación, al ver la película, fue como de haber estado, en sueños, en lugares o en situaciones parecidas. Sin embargo, es una película original e interesante que se queda sólo en buena por alguna de las interpretaciones y por algunos agujeros del guión, que yo creo que es bastante flojo, tal vez porque la película concede mucha más importancia a la estética, y así algunos diálogos, algunos personajes secundarios que son irrelevantes, y, sobre todo, el desenlace, un poco atropellado y demasiado rápido, en contraste con el ritmo de la película, que es bastante lento. En definitiva, una buena película de terror, una pesadilla sobre brujas, original y aconsejable, pero que podía haber sido una película excelente si el director huviera cuidado un poco más algunos detalles del guion.