Páginas vistas en total

17 de diciembre de 2011

NO ABRAS LOS OJOS

Dave Gurney el protagonista de la primera novela de John Verdon, "Sé lo que estás pensando", regresa para enfrentarse al caso más comprometido de su carrera, un choque con un adversario implacable que no sólo es un inteligente y calculador asesino, sino que no tiene ningún reparo en golpear directamente al punto débil de Gurney; su esposa.

Ha pasado ya un año desde que el ex detective de la policía de Nueva York consiguió detener al asesino de los números y, aunque tiene la intención de retirarse definitivamente junto a su esposa Madeleine, un nuevo caso se le presenta de forma súbita. Una novia es asesinada de manera brutal durante su banquete de bodas, con cientos de invitados en el jardín y ese es un desafío al que es
imposible resistirse.

Todas las pistas apuntan a un enigmático y desequilibrado jardinero pero nada encaja; ni el motivo, ni la disposición del arma homicida y sobre todo, el cruel modus operandi. Dejando de lado lo evidente, Gurney empieza a unir los puntos que le destaparán una compleja red de negocios siniestros y tramas ocultas llevadas por una mente sádica...


EL INTERIOR

Un escenario (una casa) y dos personajes (dos mujeres). Con solo estos elementos, Alexandre Bustillo y Julien Maury, directores de ‘À l’intérieur’ (‘À l’intérieur’, 2007), consiguen una de las películas más sangrientas y salvajes jamás filmadas.

Sorprendentemente explícita y “gore”, esta película levantó ampollas entre los más puritanos y causó orgasmos entre los seguidores del cine extremo y “gore”. Y la verdad es que no es para menos, porque pocas veces se ha podido presenciar un espectáculo tan cruel y feroz.

Los directores galos consiguen el máximo con el mínimo apoyándose en un escenario claustrofóbico y ayudándose de unos FX tremendamente sangrientos y efectivos, a lo que hay que sumarle una magnífica puesta en escena y unas excelentes interpretaciones de la sensual Béatrice Dalle (turbadora a más no poder) y de la guapísima Alysson Paradis.

Un sangriento festival de poco más de 80 minutos en los que el fan más acérrimo encontrará multitud de detalles interesantes (y atroces), ahí se encuentran entre otras lindezas: una (auto)traqueotomía, un brutal disparo (más bien parece un misil) en la cabeza, pero eso sí, por encima de todo, destaca una bestial cesárea, una secuencia magistralmente rodada y exageradamente explícita, todo ello filmado con un intencionado realismo escalofriante.

HALLOWEEN (1987)




ES ESTA SIN DUDA UNA PELÍCULA EMBLEMÁTICA DENTRO DEL CINE DE LOS 80 QUE MARCA UN ANTES Y UN DESPUÉS DENTRO DEL GENERO DE TERROR, DONDE NOS ENCONTRAMOS UNA PRODUCCIÓN DE CINE DE SERIE B HECHO CON POCO DINERO PERO BIEN RODADO.

LO MEJOR DE ESTA ES SIN DUDA EL USO DEL CINEMASCOPE JUNTO A LA UTILIZACION DE LA PROFUNDIDAD DE CAMPO QUE USA  CAMPERTEN HACIENDO QUE EL ESPECTADOR SEA PARTICIPE DESDE LEJOS DE TODO LO QUE ACONTECE EN PANTALLA.