Páginas vistas en total

27 de enero de 2012

INFILTRADOS

Realizado por Martin Scorsese, el film adapta el guión escrito por Alan Mak y Félix Chon para la película "Infernal Affairs" (2002), dirigida por los hongkoneses Wai Keung Lau y Alan Mak. Se rodó en Boston y NYC. Ganó 4 Oscar (película, director, guión adaptado y montaje). Producido por Jennifer Aniston, Brad Pitt, Brad Grey, Graham King y Scorsese, se estrenó el 6-X-2006 (EEUU y RU).

La acción principal tiene lugar en la zona Sur de Boston (barrios católico-irlandeses), a lo largo de unos 6 meses (incluidos 4 de prisión), en 2005/06. Mediante "flashbacks" se evocan recuerdos de hechos anteriores. Billy Costigan (Leonardo DiCaprio) y Colin Sullivan (Matt Damon) son dos jóvenes policías estatales, criados en los barrios del Sur de Boston, donde opera la mafia irlandesa liderada por Frank Costello (Jack Nicholson).

La película es un drama policíaco, una obra de acción y un thriller de engaños, mentiras y suplantaciones. El guión, de William Monahan, se basa en una detallada investigación del submundo del crimen organizado y de las unidades especiales de la policía, que contó con el apoyo de especialistas. Traza un retrato de estética realista, rica en matices y veraz, que deriva, en ocasiones, hacia el relato documentalista. Scorsese impone un ritmo narrativo vertiginoso, con la ayuda de un estilo lacónico, elíptico, seco y, a veces, abrupto, manejado sin concesiones y con propósitos de objetividad. Se incluyen planos de gran violencia, a cargo de Nicholson y los suyos, que en las secuencias culminantes se amortigua mediante encuadres a distancia, cámara fija, objetivo inmóvil y planos breves. Los personajes principales están bien desarrollados, en especial el de Billy (solitario, sin familia, con problemas de ansiedad y de autoestima) y el de Costello, encarnación del diablo, dominado por la crueldad, la maldad y la perversión. Madolyn (Vera Farmiga), psicóloga inteligente y eficaz, saca a la luz aspectos oscuros de los dos protagonistas. La tensión dramática evoluciona, mediante un crescendo bien administrado, en el mundo de mentiras y simulaciones de Billy y Colin, que fingen ser lo que no son. Contiene referencias cinéfilas, literarias, históricas y melómanas.

Howard Shore dirige una magnífica banda musical, con una partitura original rítmica y canciones propias.En definitiva unas de las mejores peliculas de Scorsese.