Páginas vistas en total

2 de agosto de 2012

EL ENIGMA DEL CUERVO.

James McTeigue parece haber ido a menos en las películas (pocas de momento) que hizo tras su magnífica ópera prima V de Vendetta. En esta ocasión nos narra los últimos días de la vida de Edgar Allan Poe. Pocas películas llegan de la industria hollywoodiense en lo que respecta al género de los asesinos en serie. Tras el boom de finales del siglo pasado, parece que poco a poco ha quedado relegado a cintas de serie B. Por ello, muchos esperábamos el estreno de esta que nos ocupa y cuyo visionado deja bastante frío al espectador más critico. La película no es mala pero no tiene un buen guión ni nada en especial. Un visionado que no va más allá de un ligero entretenimiento sin muchos factores a destacar por mi parte la puesta en escena y la cuidada fotografia. Las actuaciones son simplemente correctas, con un John Cusack voluntarioso, tanto que quizá en varios momentos cae en la sobreactuación. Desde el inicio ya sabes que muere porque es lo primero que te dicen, por lo que te queda el factor de interesante en la investigación o el misterio del asesino. Salvo algún momento a lo "aventura gráfica" de videojuego, dejando pistas que hay que seguir como migas de pan (y que tampoco demuestran un gran ingenio) la trama no engancha y te da bastante igual lo que le pase a la pobre secuestrada. Lo mismo para un asesino que no te tiene con la intriga de saber quién será y cuando lo descubres, tampoco te importa en demasía. No se si la interpretación del personaje ha hecho revolverse a Poe en su tumba o no porque lo desconozco a él y a su obra pero estamos ante un film totalmente prescindible y rapidamente olvidable.