Páginas vistas en total

4 de marzo de 2012

DEXTER (SERIE TV)

Dexter Morgan comienza su mañana quitando ya una vida: una ágil y sentenciera palmada esparce por su brazo la sangre del mosquito que merodeaba por éste. La cara de Dexter esboza una siniestra sonrisa al tiempo que las notas de Rolfe Kent se apoderan de una pantalla que muestra con un color rojo sangre el título de la serie. Más sangre que cae al lavabo fruto de un afeitado apurado de nuestro protagonista, que intenta pararla colocando un algodón por el que el líquido rojo penetra. El aceite salta conforme Dexter se prepara un filete y lo mastica con brutalidad, y un huevo se rompe y cae a la sartén, una carnicería que disemina todos los alimentos para la supervivencia de Dexter. Un cafe recién hecho con granos molidos, y el fino y preciso corte de una naranja que libera invisibles ráfagas de su jugo completan esta primera comida del día. Sus dedos agarran con fuerza un hilo dental que se diría que por momentos corta la circulación a la mano, lo que se incrementa con los cordones de los zapatos, cuerdas mortíferas que se entrelazan entre los dedos. Una camisa blanca dibuja la figura de su rostro, que todavía no hemos visto, para revelarlo a continuación, una mirada a la cámara tan impasible como segura. Una llave bloquea una cerradura y Dexter sale de su refugio convertido ya en su álter-ego, un brillante, trabajador y modélico forense del Departamento de Homicidios de Miami. Esta es la fascinante intro de la serie "Dexter", una crónica sobre un hombre atrapado por su misterioso pasado y perseguido por su insano presente. Dexter siente una necesidad patológica de matar, que como la serie muestra a través de grisáceos flashbacks su padre adoptivo se encargó de encauzar para un buen uso de ella, si es que matar puede estar justificado. Así, Dexter vive de día atrapado en el cuerpo de un forense respetado y admirado, para liberarse durante la noche de su coraza y calmar sus ansias de sangre mediante justificados asesinatos a gente meritoria de ellos. Michael C. Hall ha estado nominado al Globo de Oro por su sobresaliente interpretación de un hombre reprimido, que combina con toques de ironía y humor que encajan perfectamente con su personalidad.
Él es el centro de una serie que cuenta también con la presencia de Jennifer Carpenter (futura Manuela Velasco en "Quarantine", remake de "[·REC]"), Julie Benz (vista en "Rambo IV"), Erik King y James Remar, y que lleva ya dos temporadas (a cada cual mejor) en USA a la espera del comienzo en otoño de este año de la tercera. Miami es el lugar donde se desarrolla la serie, que aprovecha los vistosos y alegres colores de la ciudad para obsequiarnos con una fotografía impecable y elegantísima, en especial los planos donde vemos una abundante presencia de sangre. La serie está basada (parcialmente) en las novelas de Jeff Lindsay, y es considerada como una de las mejores propuestas del panorama actual, alzándose con numerosos y muy merecidos premios.