Páginas vistas en total

7 de diciembre de 2011

ENCONTRE AL DIABLO.

CRITICA:Kim Ji-woon se esta convirtiendo en uno de los directores mas importantes del cine asiático con películas de gran nivel como A bittersweet Life o su opera prima the quiet family (mas tarde Takashi Miike rodaría su versión a modo de musical con la película titulada la felicidad de los katakuris)

I saw the devil es un Thriller de los que hacen historia. Mientras estas viendo las dos horas y media de metraje que dura el film se te vienen a la cabeza varias referencias de otras películas como la maravillosa seven y zodiac de David Fincher y una estética muy similar a la de oldboy, actor que comparte con la cinta de Park Chan-wook y este film, una estética que tiene mucha fuerza en esta pelicula que también recuerda al clásico de oldboy por tocar el tema de la venganza.

La película es extremadamente salvaje en muchos puntos. Nos presentan a un asesino en serie de chicas jóvenes a las que viola y descuartiza, y el realizador no se corta ni un pelo en mostrar las imágenes mas salvajes que el joven director ha rodado en toda su carrera. Y también nos presenta la cara de la venganza, de un hombre cuyo único fin es hacer sufrir a la persona que mato a su prometida y para ello tiene que convertirse en un monstruo incluso haciendo parecer al asesino una persona normal, con sus miedos a la muerte, y haciendolo débil y humano.

BALADA TRISTE DE TROMPETA.

BALADA TRISTE...Balada triste de trompeta es un caro jarrón (made in Spain), que tras caer del pico untuoso y sanguinolento de una cigüeña ha quedado hecho añicos. Sabemos que los fragmentos son valiosos pero que Alex de la Iglesia, que se ha dedicado a pegarlos, ha sido incapaz de recomponerlo, quedando un sugerente esqueleto con jirones de apetitosa carne.
Las postales que el director ha utilizado para forrar los agujeros son efectistas pero responden más a un bombardeo que a una exposición.

Solo los aficionados y cómplices "Álexiglesistas" gozarán plenamente de esta valiente apuesta, contaminada de referencias anteriores, que dejará al resto de los mortales con las yemas de los dedos llenas de cola intentando hacer lo que no ha conseguido el maestro español del esperpento radical : buscar pistas y explicaciones que nos ayuden a cuadrar las simbologías y a borrar de nuestro imaginario algunas de las treinta nuevas preguntas que duermen entre las virutas de nuestra cabeza.
¿Es un patético retrato de la España que fue y la que será? ¿No tenemos solución y siempre matamos lo que más queremos? ¿Estamos condenados a repetirnos? ¿La violencia gratuita vende? ¿Álex es nuestro Tarantino?.....¿.......?