Páginas vistas en total

26 de diciembre de 2011

LA VIDA DE DAVID GALE.

Tras varios años dedicado a films eminentemente musicales, el realizador Alan Parker volvía un poco a los inicios con un film "denuncia", al estilo de "Arde Mississippi" o "El expreso de medianoche". En esta ocasión es la pena de muerte el tema a tocar. Para ello se vale de la historia (totalmente inventada y cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia) de David Gale (Kevin Spacey), un profesor a quien las circunstancias le han llevado al corredor de la muerte, acusado de asesinar a Constance Hallaway (Laura Linney) una activista que lucha para abolir la pena de muerte.

De hecho, vamos conociendo toda la historia a través de las propias palabras de Gale mientras se lo cuenta a la periodista Elizabeth Bloom (Kate Winslet), y que vamos observando a través de varios "flashbacks", perfectamente planificados por el director, el cual siempre ha cuidado la estética en sus films. Sin embargo, lo que parece empezar como un alegato en contra de la pena de muerte, va derivando, a medida que avanzan las dos horas de metraje en un "thriller" de suspense en el que la periodista, intentará, contra-reloj demostrar la inocencia del acusado.

Y es esto mismo lo que precisamente lastra un film que iba por un buen camino. Evidentemente el director, con los flashbacks, va desviando la atención del espectador sobre el verdadero tema de fondo, y comienza a preocuparse más por si el acusado es inocente o culpable, utilizando una puesta en escena truculenta, en la que el punto de vista acaba engañando al espectador para reservarse alguna que otra sorpresa final. Y ello a pesar de las excelentes y convincentes interpretaciones de los tres principales protagonistas, en los que que por encima de Spacey y Winslet, destacaría el papel de Laura Linney una estupenda actriz nunca lo suficientemente valorada.

Se trata, sin duda, de un film serio, y de una calidad que lo colocan por encima de muchas otras producciones del estilo. Sin embargo, su último tramo final me parece excesivamente largo ,pero es sin duda de esas peliculas necesarias.

A QUEMARROPA

Basada en la novela "The Hunter" del escritor y novelista norteamericano Donald E. Westlake quien la escribió bajo el pseudónimo de Richard Stark, la película, todo un exponente del cine de calidad es una firme heredera del film noir y la novelle vague francesa con algunos de los toques más característicos que marcaron el importante movimiento cinematográfico francés, a saber; escenarios fuertemente iluminados con colores vívidos, fuerte componente de tensión psicológica, complicados flash-backs narrativos, súbitos cambios de ritmo y eficaces efectos sonoros a parte de las aportaciones del propio Boorman.

Con una estética lejanamente similar a las primeras entregas de la saga de James Bond y una más que evidente similar estética al "Código del hampa" de Don Siegel a parte de su misma pareja de protagonistas 3 años antes (Lee Marvin y Angie Dickinson), la película ha sido considerada por la crítica especializada como una nueva revisitación del cine azabache bautizando el género como neo-noir...

Lo cierto es que "A quemarropa (ó Point Blank)" es un thriller urbano de violencia sobre una nueva versión deconstructora del mundo del hampa o crimen organizado...iconográfica...poderosa...elegante y con mucho carisma.

En 1999 Brian Helgeland el cineasta de "Destino de caballero" debutó en las lides cinematográficas con un remake de este clásico rebautizado como "Payback" y con Mel Gibson haciendo de Lee Marvin.