Páginas vistas en total

17 de noviembre de 2011

Una película excepcional e intensa. El director danés Nicolas Winding Refn se basa en la novela de James Sallis para ofrecernos un producto del entretenimiento fascinante, alejado de cualquier tópico y convencionalismo. El filme se acerca tanto al noir como a la violencia ultramoderna, cuyo desarrollo va como la seda (como si de un coche se tratara). Comienza acelerando poco a poco para después pisar fuerte el acelerador y llegar a la recta final. La película en cierto modo es un homenaje al cine de los años 70 y 80, que conserva esa sombría ambientación de la ciudad de Los Ángeles que plasmó Martin Scorsese en ‘Taxi Driver’ con la ciudad de Nueva York.

Nicolas Winding Refn cuenta con un actor que parece estar de moda y con el que ha firmado para sus dos siguientes películas. Ryan Gosling está hipnótico. Un actor que se dejó ver en filmes como ‘Murder by Numbers’, ‘The Notebook’ o la más reciente ‘Blue Valentine’. El reparto lo componen la guapísima Carey Mulligan, Ron Perlman más conocido como ‘Hellboy’, Christina Hendricks y Bryan Cranston conocido por la serie ‘Malcolm in the Middle’.

‘Drive’ es una de esas películas que no puede dejar escapar por mucho que corra. Alcohol, luces de neón, velocidad a tope, violencia, chasquidos de navajas y rock and roll para un filme altamente recomendable.
Basada en una pieza teatral del propio Woody Allen, “Sueños de un seductor” es una deliciosa comedia de evidentes ramalazos cinéfilos que nos describe con candor y simpatía la torpeza con las chicas de un joven aficionado a los melodramas clásicos (“Casablanca” principalmente, es más, el comienzo del film es el destripe literal de los últimos cinco minutos de la mítica película de Michael Curtiz).

Delegadas las funciones de dirección en un competente Herbert Ross, a Allen se le nota disfrutar representando un papel realizado a su medida en compañía de una Diane Keaton encantadora (primera colaboración juntos) y un Bogart imaginario que le da consejos sobre el complejo mundo del ligoteo.
Un film narrado con una candidez y buen humor inconmensurables en el que es imposible no encariñarse con unos personajes tan humanamente dibujados que resultan inolvidables.

Honesta y consecuente, “Sueños de un seductor” se posiciona como uno de los mejores trabajos de la pareja Keaton-Allen, aparte de un ser un retrato amable a la par de veraz de las dificultades que crea la timidez y la falta confianza de muchos jóvenes a la hora de relacionarse con el sexo opuesto.