Páginas vistas en total

4 de septiembre de 2012

LA FRIA LUZ DEL DÍA.

El cine de acción norteamericano bien hecho -por citar títulos recientes, véase la saga Bourne, o la saga Misión Imposible...- es para quitarse el sombrero, entre otras cosas, porque tiene un gran presupuesto, buenos actores, sólidos directores (desde Brian de Palma a John Woo...) y un guión bien escrito (bueno, a veces...). Pero cuando se intenta hacer una chapuza, ya sea desde Hollywood, o desde la tasca de Benito, al final las cosas "cantan". Mabrouk El Mechri es un joven realizador francés de origen argelino que deslumbró a todos en el Festival de Cannes con "JVCD", un originalísimo semi-documental para relanzar la (casi destrozada) estrella de Jean Claude Van-Damme. Por ello parecía un realizador con el suficiente crédito como para dirigir un producto como este, con estrellas internacionales (Bruce Willis, Sigourney Weaver), otras emergentes como Henry Cavill (el próximo Supermán de Zack Snyder) y una historia de espías con mucha acción. Pues resulta que aunque en el film se ven destellos del talento visual de este director -como ya se veían en "JVCD"- parece que el encargo le ha venido demasiado grande, ya que el resultado final ha sido mediocre. Es cierto, la cinta tiene secuencias muy bien conseguidas, especialmente las de acción, pero el guión resulta no solo poco creíble, sino en su segundo acto realmente pesado: un joven norteamericano viaja hasta España para estar con su familia, de vacaciones en su velero navegando por el Mediterráneo. A pesar de las desavenencias con su padre, el chaval se alegra de verlos. El problema empezará cuando al volver al barco después de una excursión por tierra, se lo encuentra desierto y al ir a la policía todo se descontrola, ya que aparece el padre y le explica que en realidad es un agente de la CIA, y que han secuestrado a su familia. Pero la cosa empeora, porque los mismos compañeros de su padre parece que tienen unos planes muy marcados.....en definitiva una muy mala pelicula,llena de topicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario